El Big Bang ya está muerto

Para ampliar más la información en la que se basa este artículo, recomiendo revisar antes mi post “El Red Shift. Un punto débil de la cosmología actual”.

big-bang¡El Big Bang ya está muerto!

Halton Arp, el inesperado “Galileo del S.XX”, probó que el universo no está en expansión. La teoría del Big Bang está basada en una interpretación errónea del redshift. El redshift de una galaxia distante se mide a partir de la luz que proviene de ella. Las líneas del espectro de esa galaxia muestran un desplazamiento hacia rojo cuando las comparamos con las mismas líneas de nuestro Sol.

Arp descubrió que algunos objetos con un redshift alto y bajo están algunas veces conectados por un puente de flujo de materia. Así, el redshift no puede ser indicar la distancia. La mayor parte del redshift es intrínseco al objeto. Pero todavía hay más: Arp encontró que el redshift intrínseco de un quásar o galaxia toma valores discretos (no valores continuos), que decrecen con la distancia a una galaxia activa central.

redshift espectral
En la imagen superior, correspondiente a la supernova, se observan las líneas desplazadas hacia el rojo. Esto es el fenómeno conocido como “Redshift”

En la nueva visión del Cosmos planteado por Arp, las galaxias activas “dan nacimiento” a quásares y galaxias compañeras con alto redshift. El redshift llega a ser una medida de la edad relativa de galaxias y quásares, pero no de su distancia. Cuando una galaxia o u quásar envejece, el redshift disminuye en pasos discretos o “cuantos”.

El gran puzzle para los astrofísicos es descifrar por qué una galaxia debe mostrar un fenómeno atomizado (valores discretos del redshift). Debemos acudir a la física de partículas. Esta dificultad resalta el hecho de que la mecánica “cuántica” que se aplica a los átomos es una teoría sin realidad física (macroscópica). La extrañeza de la teoríaclusters de galaxias cuántica ha sido atribuida a la escala subatómica, a la cual se aplica. Pero ahora que tenemos ya efectos cuánticos a algo del tamaño de una galaxia, aparece este conveniente sinsentido.

Si Halton Arp está en lo cierto, muchos expertos van a parecer un poco “tontos”. Su descubrimiento disparó la alarma en algunos estamentos académicos y puesto que a nadie le gusta el ruido –particularmente si están dormidos– la reacción fue atacar al que tiene el dedo en el botón de alarma. El “telescopio temporal” de Arp fue denegado, sus publicaciones rechazadas y además fue obligado a dejar los EEUU si quería continuar su trabajo.

[ Fuentes consultadas: Thunderbolts.info, Trabajo de Halton Arp ]

Share on Facebook18Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario