El modelo de Universo Eléctrico

Asombrosa y significativa similitud entre una esfera de plasma y la nebulosa NGC 6751
Esfera de plasma y nebulosa planetaria NGC 6751. Crédito de NGC 6751, NASA and STScI/AURA

El modelo de Universo Eléctrico es una “visión global” coherente acerca de nuestra situación en el universo, abarcando muchas disciplinas. Hace énfasis en la existencia de patrones eléctricos que se repiten en todas las escalas. Estos patrones son asimismo reproducibles en laboratorio, con lo cual podemos comprobar y explicar ciertos sucesos energéticos extraños observados, por ejemplo, en el espacio profundo, en el Sol y en Io, uno de los satélites de Júpiter, por citar unos pocos ejemplos.El Universo Eléctrico es satisfactorio interpretando observaciones ya realizadas, mejor que construyendo desde el principio una teoría idealizada. Proporciona respuestas sencillas a problemas vestidos de misticismo y metafísica a la medida. Incluye más información y es más interdisciplinar que cualquier otro modelo cosmológico anterior. Apunta hacia posibilidades prácticas, mucho más allá de los límites establecidos por la ciencia actual.


El modelo de Universo Eléctrico surgió a partir de un amplio enfoque científico interdisciplinar. No se trata de ninguna asignatura que se enseñe en las universidades y se basa más en observaciones y experimentación que en teoría abstracta. Admite la conexión entre diversas disciplinas y concluye que el requisito fundamental para comprender el universo es tomar en cuenta completamente la naturaleza eléctrica de los átomos y sus interacciones.

Aurora boreal
Aurora boreal. El mayor y más espectacular fenómeno eléctrico natural en la Tierra. Es plasma eléctrico en estado luminiscente.

Curiosa y afortunadamente, se aparta de la línea de la cosmología convencional, en la que el débil magnetismo y la infinitamente más débil fuerza gravitatoria son los que gobiernan el cosmos. Semejante simplificación puede adaptarse a una física teórica basada en la neutralidad de la materia a una escala de “laboratorio” terrestre, pero en absoluto se puede aplicar en el espacio exterior, donde lo que predomina es el plasma eléctrico.

Al plasma se le considera el cuarto estado de la materia, tras los estados sólido, líquido y gaseoso. La mayor parte (99%) de la materia del universo se encuentra en estado plasma. Un plasma se forma cuando alguno de los electrones (cargados negativamente) son arrancados de un átomo en un gas, dejando por lo tanto a dicho átomo con carga positiva. Los electrones y los átomos cargados positivamente (iones positivos) están libres para moverse de forma separada bajo la influencia de un voltaje o campo magnético aplicados. Su movimiento neto es lo que constituye la corriente eléctrica. De esta manera, la capacidad que tiene el plasma eléctrico de conducir la electricidad es una de sus propiedades más importantes. Lo hace formando filamentos de corriente eléctrica siguiendo las líneas de campo magnético. Estos patrones de filamentos eléctricos (corrientes de Birkeland) se encuentran, y se observan, por doquier en el cosmos.

[ Fuentes consultadas: Thunderbolts.info ]

Comparte...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Translate to...