El Universo Eléctrico. Un poco de historia

El Universo Eléctrico

Las piezas de la “visión general” del Universo Eléctrico son proporcionadas por personas destacables, la mayor parte desconocidas, que han vivido o siguen viviendo desapercibidos de manera anónima lejos de las universidades. Para aquellos que presuman de tener cierto juicio histórico, este hecho debería servir para aumentar su curiosidad en lugar de reducirla.

La mayoría de las revoluciones científicas han tenido su origen en personas que han aprendido por sí mismas al margen del sistema académico y sin la influencia de falacias y modas.

“Sin lugar a dudas, la naturaleza distribuye sus regalos de manera desigual entre sus hijos. Pero los hay muy bien dotados, gracias a Dios, y estoy firmemente convencido de que la mayoría de ellos llevan unas vidas discretas y desapercibidas”.

Albert Einstein

Está bien documentado que las modernas instituciones científicas operan de tal manera que refuerzan la comodidad y previenen la investigación y publicación de ideas revolucionarias. J.R. Saul argumenta que el escolasticismo medieval fue restablecido durante el siglo XX. Si esto es así, una nueva “ilustración” está por llegar, como anteriormente, desde fuera del ámbito académico.

Podríamos considerar que la verdadera “ilustración” comenzó con Immanuel Velikovsky, el polémico y erudito autor de “Mundos en colisión”.

Immanuel VelikovskyEn 1950, Velikovsky demostró una técnica comparativa multidisciplinar que desveló la evidencia de una catástrofe planetaria a partir de las memorias registradas de primitivas civilizaciones. Este método fue meticuloso en los informes de ciertos eventos físicos de una naturaleza altamente inusual que, sin embargo, fueron corroborados de manera global por culturas totalmente independientes y separadas entre sí.

Entonces, aplicando el conocimiento científico de causa-efecto, fue posible construir un modelo muy detallado de la secuencia de aquellos hechos. Finalmente, el modelo permitió predicciones específicas que fueron realizadas y confirmadas (requisito obligatorio para cualquier buena teoría científica que se precie).

Algunas de las predicciones que realizó fueron escandalosas en su época: Venus estaría cerca de la incandescencia, Júpiter debería emitir ruido de radio, las rocas de la Luna deberían estar magnetizadas, etc… Velikovsky estuvo acertado, los astrónomos no. Sin embargo, no encontrarás ningún libro de texto que le conceda crédito debido a que su teoría fue juzgada entonces como errónea. ¡Presuntamente se trataba de afirmaciones o suposiciones “afortunadas”!

Para Velikovsky estaba muy claro que el concepto de la gravedad de Newton era insuficiente para poder explicar el comportamiento observado de los planetas. Y ciertamente no podía dar respuesta a la cuestión obvia de “¿Por qué los cielos se muestran ahora tan tranquilos?”

Esto permitió una respuesta dogmática de la Academia al trascendental avance de Velikovsky. Decía que su teoría no obedecía las leyes de Newton. Pero ¿qué conocía Newton sobre la electricidad? Y si nadie cree que las leyes de Newton garantizan un sistema planetario estable –¡piensa otra vez! Cualquier sistema gravitatorio con más de dos cuerpos orbitando es inestable. ¿Qué es lo que produce la estabilidad observada en el Sistema Solar? Velikovsky se convenció de que esta pista le llevaba al descubrimiento de que las fuerzas eléctricas dominan a la increíblemente débil fuerza gravitatoria en la época de los cercanos encuentros planetarios. Aunque no fue capaz de explicar entonces cómo esto pudo crear la estabilidad observada en el Sistema Solar, con su asombrosa visión trazó el camino hacia el modelo cosmológico de Universo eléctrico.

El Universo Eléctrico – Dr. Immanuel Velikovsky

Desde entonces, los investigadores escépticos han tachado de errónea la perspectiva histórica de eventos cataclísmicos de Velikovsky. A pesar de todo, su premisa básica de choques planetarios ha sido confirmada e incluso detallada a un nivel extraordinario. Varios investigadores pioneros en este nuevo campo corroboran ahora que estos asombrosos encuentros planetarios realmente ocurrieron en tiempos remotos.

Las civilizaciones más antiguas pertenecieron a una memoria cultural muy bienUniverso eléctrico mitológico definida. Tuvieron inspiración para crear pirámides, megalitos, estatuas, totems y arte sagrado en la roca. Los supervivientes de una agitación global sintieron el imperativo de que su memoria fuese preservada y pasase fielmente a las futuras generaciones, con la esperanza quizás de un retorno de sus “dioses”. Su valioso legado nos ha llegado en forma de arquitectura, arte, escrituras, ritual e historia para recrear el poder apocalíptico de los dioses planetarios sobre el destino humano. Tales comienzos catastróficos explican el porqué la civilización apareció de la nada como si fuese un trueno. Desafortunadamente, sin puntos de referencia en el comportamiento presente de los planetas, las historias pierden su significado real.

Esta breve explicación puede parecer un poco forzada hasta que pueda presentarse alguna evidencia valiosa que la soporte. Sin embargo, recalca la importante diferencia entre el catastrofismo planetario del Universo Eléctrico y la teoría de los neo-catastrofistas, quienes intentan explicar la evidencia de los encuentros planetarios como un fenómeno cometario. Simplemente, los cometas contemporáneos no cuadran con las descripciones del pasado. Y tampoco dan explicación satisfactoria a la abundante evidencia de cráteres y cicatrices planetarias.

Planetas en colisiónAdemás, en un Universo Eléctrico, los cometas no son la amenaza apocalíptica a la que se somete la Tierra representada de manera imaginativa por los artistas. Tales imágenes son fantasiosas puesto que un gran cometa debería ser alcanzado y destruido eléctricamente por una descarga cósmica antes de impactar con la Tierra. La única evidencia visible que nos queda es quizás el Meteor Crater (Arizona, EEUU), un cráter cuyo origen pudo ser un arco eléctrico.

El modelo de Universo Eléctrico se desarrolló en base a una nueva Cosmología del Plasma y a la comprensión de que los fenómenos eléctricos en el espacio podrían aportar luz en los nuevos estudios de mitología comparativa que estaban siendo realizados. Las representaciones de eventos observados en los cielos antiguos y sus secuencias podrían ayudar a aclarar la historia reciente de la Tierra, Marte y Venus.

Aceptando los datos sobre un amplio rango de conocimiento y existencia humana que la cosmología convencional permita, el modelo de Universo Eléctrico aporta respuestas pragmáticas y de sentido común a muchas cuestiones que parecían totalmente inconexas. Esta es una de las grandes virtudes de este nuevo modelo cosmológico, que unifica. Hay que destacar la gran labor que realizó el físico del plasma y cosmólogo sueco Hannes Alfvén (1908-1995), ganador del premio Nobel de Física en 1970, cuyo trabajo se basó en observaciones pasadas, en lugar de idealizar teorías de partida.

“Debemos volver a aprender que la ciencia sin contacto con experimentos es una empresa que probablemente se perderá en conjeturas imaginarias.”

Evolución del Sistema Solar, NASA 1976, H. Alfvén & G, Arrhenius, p. 257.

El resultado es ahora una visión global que pone en relieve nuestra dramática prehistoria y conexión esencial con el universo. Ya no es necesario que miremos hacia nosotros mismos y al universo a través del desconcertante laberinto de espejos de la ciencia moderna.

Las implicaciones de la actividad eléctrica entre planetas desconcertarán profundamente a aquellos que han construido su cosmología en torno a la débil fuerza de la gravedad, actuando a su vez en un universo eléctricamente estéril. Este extraño y dogmático descuido garantizará que nada de la teoría del Big Bang ni de la simplista historia de la formación del Sistema Solar permanecerán en el futuro.

[ Fuentes consultadas: Thunderbolts.info ]

Comparte...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

2 comentarios en “El Universo Eléctrico. Un poco de historia

    • Hola Emiliano. El agua es la base para la vida que nosotros concebimos. Cada vez que se descubre que puede haber agua en algún otro planeta, es una esperanza para poder hallar vida. No solo existe en la Tierra. Por ejemplo en la Luna también hay agua, pero siempre la solemos encontrar congelada. Hay un satélite de Júpiter que se llama Europa y en él ya se sabe que existe un océano de agua líquida (el agua en otros planetas no tiene exactamente la misma composición que la nuestra, pero se parece mucho). La NASA está planificando enviar una sonda a ese océano de Europa, en el se sumergerá y su propósito es hallar indicios de vida.

Deja un comentario

Translate to...