Júpiter

El físico Wallace Thornhill sostiene que Io, el más interior de las grandes lunas de Júpiter está en la actualidad experimentando descargas eléctricas de Júpiter, y como resultado está siendo “bombardeado” eléctricamente. Establece que Io se trata de un laboratorio viviente de descargas de plasma eléctrico colocado justo delante de nosotros.Veamos una fotografía proporcionada por la NASA. Io se muestra brillante. Hay que notar que el brillo más fuerte de Io corresponde al lado enfrentado a Júpiter y también al lado opuesto a Júpiter. Los famosos volcanes de Io no pueden ser verdaderos volcanes puesto que han sufrido un desplazamiento de muchos kilómetros desde que se descubrieron. Además, el material que estos supuestos volcanes han expulsado no se ha depositado en ningún área circular, tal como cabría esperar de un volcán. Al contrario, lo ha hecho a lo largo de un fino anillo, tal como lo hace una tipica arma de plasma. Claramente se trata de descargas eléctricas, no de volcanes.

Io, uno de los satélites de Júpiter

Io, satélite interior de Júpiter

Esta inquietante fotografía de Io durante un eclipse fue tomada por la sonda de la NASA Galileo mientras Io estaba en la sombra de Júpiter. Los gases sobre la superficie del satélite producen un resplandor fantasmal que puede ser observado en luz visible (tonos rojos, verdes y violetas). Estos colores vívidos, causados por colisiones entre los gases atmosféricos de Io y partículas cargadas atrapadas en el campo magnético de Júpiter, no habían sido nunca antes observados. Las emisiones en verde y en rojo se producen probablemente mediante mecanismos similares a los que producen las auroras polares de la Tierra. El brillo azul señala los puntos con densas columnas de vapor y pueden ser lugares donde Io está eléctricamente conectado con Júpiter.

A la derecha se muestra la orientación geométrica. El Norte de Io es la parte superior de la foto, y Júpiter está hacia la derecha. La resolución es 13,5 Km por pixel. Las imágenes fueron tomadas el 31 de mayo de 1998 a una distancia de 1,3 millones de Km por el equipamiento de captura de imágenes a bordo de la sonda Galileo, en su órbita nº 15 entorno a Júpiter.

El JPL (Jet Propulsion Laboratory) gestiona la misión Galileo para la NASA. Esta y otras imágenes de Galileo, así como otros datos, se publican en internet en la página oficial de la misión Galileo, AQUÍ.

La NASA redirigió la sonda Galileo para que pasara muy cerca de uno de los “volcanes” (arcos de descarga eléctrica) de Io, con el siguiente resultado (New Scientist, 30 de Octubre 1999):

“El 10 de octubre Galileo pasó a 611 kilómetros de distancia de Io, utilizando su equipamiento de análisis de imágenes y resolviendo detalles tan pequeños como 9 metros sobre el volcán Pillan. Pero la radiación produjo una interferencia tal en la memoria de las computadoras de Galileo, que causó el desenfoque de muchas imágenes”

Es mucho más probable que la electrónica se vea interferida sobrevolando un campo eléctrico de alta densidad que simplemente pasando a 600 kilómetros de una nube de humo y roca fundida.